Despedimos un solar, pero seguimos abonando el terreno

Nos despedimos de la Milagrosa, el proyecto que ha centrado nuestros esfuerzos en los últimos meses. Finalmente, nuestros ahorros en forma de cerditos de cerámica no fueron suficientes para una propiedad que empezaba a manejar precios de la era A.C (antes de crisis) y que olían demasiado a burbuja otra vez.

No lo vemos como una derrota, porque no volvemos al punto de inicio ni retrocedemos, pues creemos que en este tiempo hemos conseguido muchas cosas: hacernos cooperativa, extender el modelo de derecho de uso, integrar a nuevas familias y, lo más importante, mantener la ilusión en un proyecto en el que creemos.

Es un paso más en el camino que no hace más que reafirmarnos en encontrar nuestro lugar para vivir, lo que no quiere decir que no estemos ya viviendo como queremos: creando comunidad, siendo solidari@s y respetándonos.

Frente al modelo imperante de propiedad privada y de especulación, seguimos apostando por el derecho de uso, frente al modelo desarrollista apostamos por el respeto al medioambiente y a nuestro entorno, y frente al individualismo, soñamos con otros modelos de convivencia más comunitarios que den cabida a nuestras inquietudes sociales.

Así que seguimos, con la misma fuerza y con las mismas ganas, extendiendo el modelo y buscando nuevos suelos, porque seguimos queriendo ya no una, sino miles de casas en las que quepan muchas casas.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s