Categoría: Energía limpia

Cerrando el presupuesto: la cuenta atrás

Durante el mes de julio hemos hecho un primer cuadre del presupuesto de nuestra futura comunidad para optimizar el dinero y poder hacer realidad la mayor cantidad de nuestros sueños. En ocasiones ha resultado difícil renunciar a cosas con las que ya nos veíamos viviendo, pero la responsabilidad grupal y el tener en mente lo novedoso del proyecto en el que nos hemos embarcado, ha conseguido que hayamos salvado todos esos escollos.

Porque dentro de los pilares de Entrepatios (social, económico y ecológico) también ha resultado complicado buscar equilibrios, aunque va a ser en este último donde nuestro proyecto va a ser más rompedor, intentando demostrar que un modelo de vivienda donde el impacto sobre el medioambiente es pequeño o casi nulo, es un importante paso para transformar el modelo de ciudad en que vivimos y crear conciencia de que si se quiere, es posible.

Dentro del aporte ecológico destaca la estructura de madera en vez de la de hormigón; la estanqueidad y alto aislamiento (acústico, térmico, etc) del edificio, lo que permite que no haya fugas de energía y reduce en gran medida el consumo energético; la generación de energía solar que nos acerca a la autosuficiencia; la climatización altamente eficiente; el reciclaje de aguas grises o la apuesta por materiales poco contaminantes (carpintería, tuberías, aislamiento, etc), entre otras.

Es importante también destacar el apoyo y la generosidad de personas y grupos que han hecho suyo este proyecto, porque saben como nosotr@s que esta semilla que plantaremos pronto en Usera, florecerá más pronto que tarde en muchos otros sitios y podremos dar ejemplos prácticos de que es posible vivir de otra manera.

En agosto descansamos de asambleas y talleres, mientras nuestro equipo de arquitectura se vuelca con el proyecto de ejecución. Volveremos en septiembre con las pilas cargadas para afrontar satisfactoriamente la recta final del proyecto antes de empezar a construir hacia finales de año.

¡Buen verano!

Anuncios

Arquitectura para la mitigación del cambio climático

Siete medidas esenciales para construir un edificio sostenible

Artículo en El País: https://elpais.com/elpais/2017/07/17/alterconsumismo/1500324168_605781.html

IÑAKI ALONSO

 

Arquitectura para la mitigación del cambio climático
infografía de sAtt

 

El sector de la construcción es el causante de una gran parte de las emisiones de CO2 totales. Algunos informes hablan del 36% otros hasta del 50%, en cualquier caso es mucho peso para un solo sector. Los arquitectos somos los responsables de tomar medidas para desarrollar una arquitectura que minimice la contaminación en general y, especialmente la del CO² o gases equivalentes causantes del cambio climático. Podemos desarrollar una arquitectura que neutralice el CO², lo absorba e incluso lo reduzca. En la actualidad, ya existe tecnología para reducirla y si edificamos con una visión sistémica y largoplacista utilizándola, resultará más económica. Pero para alcanzar este cambio de mentalidad es necesario que todos los actores implicados: políticos, promotores, constructores y arquitectos, tengamos conciencia de ello.

Cualquier proceso industrial genera un impacto, y más la arquitectura por la cantidad de kg de material que requiere para la construcción y por la cantidad de kw/h que necesita para su uso. Sin embargo, se pueden realizar una serie de medidas para que un edificio sea un ejemplo de arquitectura que mitigue el cambio climático.

Propongo siete medidas esenciales para un edificio de estas características:

1/ EDIFICIOS ENERGÍA CASI NULA. Lo que no se consume no hay que producirlo y por lo tanto no provoca impacto. La principal estrategia de la arquitectura sería ir hacia el diseño de edificios que en su etapa de uso gasten lo mínimo posible. La normativa ha avanzado mucho en este aspecto y tienden hacia estándares como el Passivhaus, estándar de construcción nacido en Alemania en 1991 para Edificios de Energía Casi Nula. Este patrón es el objetivo al que miran ya muchas normativas de la directiva Europea para su aplicación en la edificación.

La sostenibilidad también es belleza

Arquitectura para la mitigación del cambio climático
OjoVivo (Paula Arroyo)

2/ CONSUMO 100% RENOVABLE. El edificio debe tener una conexión con una comercializadora de energía renovable con un certificado de CERO emisiones de CO².

3/ PRODUCCIÓN RENOVABLE. El edificio debe ser prosumidor, es decir consumidor y productor de energía conectado a una red que funcionará como batería distribuidora. De esta manera se desarrolla un sistema de generación energético más distribuido y no tan centralizado.

Energía y conectividad deben ir de la mano con regulaciones de balance neto. Esto actualmente en nuestro país no es posible gracias a la nefasta visión de nuestros gobernantes actuales y su política energética: pobre, contaminante y cortoplacista.

De momento, tenemos que ir hacia instalaciones dimensionadas según consumos pico en los momentos de máxima producción energética para favorecer el consumo instantáneo y no perder económicamente la energía en la red.

4/ ENERGÍA GRIS Y ANÁLISIS DE CICLO DE VIDA. A medida que reducimos el impacto de CO2 en el uso del edificio con estrategias de edificios Passivhaus y con contratos con comercializadoras de energías renovables, el CO² emitido en la construcción de los edificios empieza a tener importancia, este CO² debemos minimizarlo utilizando materiales que tengan menos emisiones y preferiblemente reciclados. Para ello es importante empezar a trabajar con DAPs (Declaraciones Ambientales de Producto) donde venga reflejada la información medioambiental de cada producto.

5/ COMPENSACION CO². Las toneladas de CO² que se producen en la construcción de un edificio deben ser equilibradas a través de alguno de los diferentes programas de compensación. Es necesario que seamos conscientes de la contaminación que producimos y la debemos minimizar con materiales de bajo impacto, pero también debemos empezar a compensar las emisiones de CO2 que producimos.

6/ ABSORCION DE CO². Además, la introducción de biodiversidad vegetal dentro del proyecto, bien a través de cubiertas vegetales y fachadas vegetales produce varios efectos positivos. Entre ellos está la capacidad de absorber CO2 del entorno en función de las especies vegetales que se implanten.

Si hacemos bien las 6 medidas anteriores podremos decir que estamos ante un edificio CEROCO2 e incluso un edificio MENOSCO2 si es capaz de absorber CO2. Por lo tanto también podremos decir que es un edificio que es capaz de tomar medidas para mitigar el cambio climático.

7_BELLEZA. Hablar de arquitectura para la mitigación del cambio climático, además de todo lo anterior, hay que hablar de belleza. Estas construcciones tienen que emocionar, tiene que cuidar a las personas, tienen que ser saludables, tienen que transcender a las modas y a la cultura del espectáculo. En fin debe ser un edificio bello, la arquitectura sostenible no puede perder la esencia de la arquitectura por la justificación de la necesaria sostenibilidad de los edificios. Como dice Anna Heringer la sostenibilidad también es belleza, y si perdemos o anulamos la creatividad, la capacidad de emocionar, la poesía de la arquitectura, nos quedaremos simplemente en construcciones sostenibles, un avance pero no el objetivo hacia el que debe tender la arquitectura.

La fiebre del ‘cohousing’ llega a España

https://es.finance.yahoo.com/noticias/la-fiebre-del-cohousing-llega-espana-205743558.html

Yahoo Finanzas

Jaime Quirós –  Compartir es vivir. Además del dicho y de ser una frase hecha que usarán miles de estudiantes que comparten piso en su época universitaria, ahora existe la posibilidad de cohabitar en un mismo espacio basada en el respeto hacia el medio ambiente y compartir bienes necesarios para vivir. Es una alternativa muy habitual en los países nórdicos y que también tiene presencia en Estados Unidos y que ahora aterriza en España. Demos la bienvenida al “cohousing”.

Se trata de un tipo de comunidad muy cohesionada conformada por viviendas privadas y con una gran cantidad de servicios comunes que acotan enormemente la relación entre la vivienda comunitaria y la privada. Una práctica bastante extendida en muchos países europeos, pero que en España estaba bastante limitada. Hasta ahora.

Y es que en Madrid, sin ir más lejos, ya ha comenzado un nuevo proyecto que consiste en la construcción de un edificio de viviendas “cohousing”. Un espacio que es absolutamente ecológico y cuyo distintivo es que está desarrollado bajo criterios medioambientales. Este espacio novedoso está comandado por Entrepatios, una cooperativa que hace un tiempo comenzó a reunir a personas interesadas en sumarse a este barco.

Cousing
Imagen de la comunidad Newberry Place Cohousing en Grand Rapids, Míchigan, EEUU. Joanna Vander Plaats via AP

A gran escala el “couhousing” consiste en que esta cooperativa será la propietaria de todo el edificio. Los cooperativistas pagarán una aportación inicial y una a final de mes, mientras que serán ellos los que tendrán el control de decisiones con un sistema de autogobierno con una metodología ecológica. Nada conocido en territorio español hasta la fecha.

Tal y como asegura Iñaki Alonso, director del  estudio de arquitectura Satt , responsable del proyecto, una de las novedades principales la encontramos en que “las viviendas no son en régimen de propiedad, sino de derecho de uso, no habrá un coche para cada vecino sino que se compartirán el puñado que haya y el garaje estará también a disposición del barrio, habrá bicicletas de alquiler y toda una serie de elementos que han decidido los miembros de la cooperativa Entrepatios, que es la que promueve el proyecto”.

Pero lo cierto es que esta metodología cuenta con una amplia historia. El libro Cohousing  Esperienze internazionali di abitare condiviso de Jacopo Gresleri, explica la evolución de esa forma de vida a lo largo de la historia y en diversos lugares del mundo.

Entre otros casos estudiados en el libro se encuentra la comunidad de Champlain Valley. Un pequeño pueblo cohousing  construido en Vermont, Estados Unidos. Esta comunidad cuenta con doce casas construidas alrededor de un gran parque central. ¿Será España la siguiente en hacer grande este tipo de proyectos?