Habitando el terreno

En línea con nuestra idea de crear comunidad y una forma diferente de relacionarnos, el pasado domingo 4 de junio disfrutamos de una jornada festiva y de convivencia en nuestro solar de Usera. Habíamos trabajado duro para transformar un espacio abandonado y lleno de escombros en un sitio en el que fuese fácil imaginarse transitándolo dentro de no demasiado. Ese momento tan simbólico de empezar a “co-habitar“ ese terreno fue al menos tan importante como el levantamiento del cartel que anuncia nuestra llegada al barrio y marca el pistoletazo de salida de la construcción física del proyecto que comenzará en unos meses (la construcción inmaterial del proyecto tiene unos buenos cimientos de los cuales da buena cuenta el fraternal ambiente de esta y otras jornadas de convivencia), tan pronto el Ayuntamiento de Madrid apruebe la licencia de construcción y se dé con ello paso a la primera experiencia de este tipo en Madrid. Mientras esto sucedía, íbamos entablando relación con l@s vecin@s del barrio que se acercaban movid@s por la curiosidad de saber quiénes éramos, empezando así a participar un poquito en la vida del barrio.

Como se puede ver en las fotos, l@s niñ@s de Entrepatios pintaron frases y palabras con sus sueños, y plantaron flores de papel. También pudimos poner nuestros pilares sobre el terreno de forma física: la propiedad en régimen de derecho de uso (“pilar económico”), el diseño participativo y comunitario (“pilar social”), y el marcado carácter ecológico (“pilar medioambiental”), con el que esperamos ser un referente de construcción ecológica, tanto por los conceptos de diseño y los materiales que se van a utilizar, como por la gestión del agua, la climatización y la producción de energía limpia.

Además, se celebró una Asamblea de la Cooperativa, en la que se aprobó la constitución de la segunda promoción de Entrepatios, que busca ya suelo en el barrio de Vallecas, para seguir construyendo vivienda en Madrid de otra manera.

En el tiempo de disfrute, tuvimos tiempo para conocer a personas que siguen acercándose al proyecto en busca de materializar esos otros Entrepatios, gracias al impulso que imprime esta primera experiencia y que demuestra que es posible y, en nuestra opinión, necesario vivir de otra manera. También en esos momentos, pudimos reencontrarnos con viej@s amig@s y constatar que Entrepatios, más que un espacio físico, es una forma de practicar nuevas maneras de vivir, más respetuosas con las personas y con el medio ambiente, huyendo del individualismo, la cosificación a la que nos someten los mercados y la delegación de nuestras vidas, de qué mejor manera que construyendo espacios que se salgan de esa lógica.

Aquí os dejamos unas fotos para que podáis imaginaros mejor este momento tan ilusionante para nosotr@s:

El patio de mi casa es (muy) particular

Aquí os dejamos unos bocetos que ha realizado sAtt, el estudio de arquitectura con el que estamos codiseñando el primer edificio de Entrepatios. La primera de las imágenes representa el patio interior al que dan las viviendas y la segunda la azotea, ambos espacios dan a los principales locales comunes donde daremos vida a nuestra comunidad. Esperamos que os gusten tanto como a nosotr@s. Seguimos!